Últimas reseñas La hermana perla
★★★★★★
La cúpula de hielo
★★★★
La daga
★★★★★
La brújula dorada
★★★★
La forma del agua
★★★★★
La forma del agua
★★★★
Ready Player One
★★★★

27/1/18

Reseña | El guerrero a la sombra del cerezo - David B. Gil

» Título: El guerrero a la sombra del cerezo
» Autor: David B. Gil
» Editorial: Suma de letras
» Género: Ficción histórica
» Año: 2017
» Encuadernación: Tapa blanda
» Nº Páginas: 736 páginas
» ISBN: 9788491291305
» Precio: 18'90 €
» Comprar: Amazon

Puntuación

Japón, finales del siglo XVI. El país deja atrás la Era de los Estados en Guerra y se adentra en un titubeante periodo de paz. Entre las víctimas del largo conflicto se halla Seizo Ikeda, único superviviente del clan regente de la provincia de Izumo, huérfano a los nueve años tras el exterminio de su casa. Hostigado por los asesinos de su familia y condenado al destierro y al olvido, inicia un largo peregrinaje al amparo de Kenzaburo Arima, último samurái con vida del ejército de su padre, convertido ahora en su mentor.
En el otro extremo del país, Ekei Inafune, un médico repudiado por aplicar las artes aprendidas entre los bárbaros llegados de Occidente, se ve implicado en una conjura urdida a la sombra de los clanes más poderosos del país. Una conspiración capaz de acabar con el frágil periodo de calma que da comienzo.
Una novela cruda y bella, cargada de matices, que nos hace viajar a través de un Japón devastado por más de dos siglos de guerra, entre cuyas cenizas, sin embargo, florecen los más hermosos cerezos.

Introducción:

Después de tantos meses dándoos la tabarra con este libro, por fin vais a entender (los que no lo hayáis leído todavía) el porqué de mi insistencia para que descubráis esta maravilla. La obra que el pasado año se convirtió en mi mejor lectura y que os traigo ahora para que os animéis a conocer su historia y empecéis 2018 de la mejor de las formas: con un libro de los que apasionan.

Antes de comenzar con la reseña en sí, quiero hablaros un poco sobre El guerrero a la sombra del cerezo, porque su historia es, además de interesante, un gran ejemplo de que, con esfuerzo, dedicación y amor por lo que se hace, cualquier escritor puede hacer llegar su obra al gran público.

© DesignTAXI
En los primeros meses en los que comencé con el blog, allá por 2015-2016, descubrí este libro y me dejó fascinada no solo por su argumento, sino porque, siendo un libro autopublicado a través de Amazon, se encontraba en la cima del top de las mejores novelas de ficción histórica y con una puntuación unánime basada en cientos de opiniones. En definitiva, se trataba de un caso excepcional para un libro disponible únicamente en formato electrónico.

De hecho, ese fue el motivo por el que no lo leí antes, sé que puede parecer una estupidez, pero nunca leo libros de muchas páginas en su versión e-book, tiene que ser en papel (manías de una). Así que esperé a que lo sacaran en papel, no imaginé que tardarían tanto, de hecho, no podía comprender por qué ninguna editorial se decidía a ello. Hasta que, al fin, Suma de letras se lanzó y a mí casi me da un infarto cuando me enteré. Y quién me iba a decir a mí que tendría la oportunidad de leerlo poco después, gracias a la amabilidad de su autor, David B. Gil.

El guerrero a la sombra del cerezo fue finalista al Premio Fernando Lara, pero la obra no salió a la luz. Por lo que David B. Gil decidió publicarla él mismo. Desde entonces, ha ganado el Premio Hisbrilis de Novela Histórica, está considerada como la Mejor novela histórica del 2017 por los lectores de XX Siglos (20 Minutos) y acumula más de cuatrocientas opiniones en Amazon, que suman una impresionante puntuación de casi 5/5 en la plataforma.

Aprovechando esta entrada, quiero darle las gracias (infinitas) a David B. Gil. En primer lugar ,por esta oportunidad; pero también por la paciencia que ha tenido, ya que esta reseña tenía que haberos llegado hacía meses, pero ya sabéis que estos últimos tiempos han estado llenos de cambios para mí. Necesitaba encontrar tiempo para escribir una reseña como la que este libro se merece (algo que no queda resuelto en un par de horas) porque, de verdad os lo digo, TENÉIS QUE LEERLO.



Reseña:

El guerrero a la sombra del cerezo es una maravilla de la literatura absolutamente en todos y cada uno de sus aspectos. Para que podáis comprobar que no exagero, vamos a ir analizando los elementos que componen la obra. Por supuesto, esta reseña NO incluye cualquier tipo de spoiler, pero os aviso de que, después de leerla, a vuestro lado lector le va a costar muchísimo no sucumbir a su lectura.

Primera portada
La novela está ambientada en el Japón del periodo Edo, a finales del siglo XVI y principios del XVII, cuando la sociedad estaba dividida en castas y regentada por los señores feudales, que luchaban por el poder (en un supuesto contexto de paz) entre traiciones, venganzas, intereses políticos y artimañas; siempre respaldados por sus leales samuráis, que vivían de acuerdo a un estricto código de conducta.

En este escenario nos encontramos con dos historias diferentes: la de Seizo Ikedo, un niño, el único superviviente tras la masacre que acabó con su familia (una importante y poderosa dinastía), y que es protegido por el samurái Kenzaburo Arima; y la de Ekei Inafune, un médico que se verá involucrado en una estratagema de intereses políticos de la que depende el futuro de Japón.

La ambientación, muy prometedora, supera las expectativas. La novela está marcada por un fuerte componente histórico que se representa en cada página, no solo es fascinante entender y aprender sobre el periodo en el que se desarrolla la obra, sino la sensación de estar presente en dicho contexto. Reflejado con gran fidelidad y precisión, conseguidas mediante un minucioso y elaborado proceso de documentación por parte del autor, que parece haber vivido aquella época por sí mismo.

Sobre este aspecto cabe destacar un detalle que me conquistó. En las primeras páginas del libro, antes de que comience la narración en sí, el autor nos ofrece un resumido y práctico contexto histórico, que ocupa apenas unas tres páginas y sitúa al lector. En el que introduce el espacio temporal en el que se desarrolla la obra, es decir, qué pasó antes y por qué están las cosas tal y como nos las encontramos en la historia.

Cada página está repleta de descripciones que, no siendo elaboradas en exceso, provocan el efecto de imaginar con claridad cómo eran las casas y construcciones, los paisajes, las personas. A través del desarrollo de la historia y de sus protagonistas, es posible descubrir la naturaleza de la tradición y la cultura japonesas y cómo influían en los diferentes personajes: desde las castas más bajas a las que encabezaban la jerarquía social. Los pensamientos, los valores y la forma de vida de cada una de ellas, todas diferentes y con un hilo conector al mismo tiempo, se muestran durante la obra.

No solo vamos a acercarnos a la forma de vida de un samurái, como podríamos prever, y a esos códigos y estrictas normas no escritas que tan fascinantes (como casi increíbles) nos resultan. Sino que también nos zambulliremos de lleno en el pellejo de un médico que se encontraba a caballo entre las técnicas de la medicina tradicional japonesa (y su influencia china) y las más modernas procedentes de los médicos del continente europeo, a las que los nipones eran reacios.

A su vez, habrá un importante lugar para las mujeres, pues el autor nos presentará diferentes perfiles, muchas de ellas se ceñían al limitado papel que la sociedad les imponía. Pero otras se negaban a quedar relegadas a tareas menores o de baja responsabilidad, y decidieron escalar por su valía y habilidad. De modo que sí, El guerrero a la sombra del cerezo nos mostrará mujeres fuertes y sobresalientes, no sin dejar de lado la realidad de aquel momento.

En definitiva, el elemento histórico y la ambientación en las que se basa el argumento son sobresalientes y una experiencia embriagadora para el lector, que no hacen más que enriquecer una historia sorprendente. El guerrero a la sombra del cerezo juega con nosotros, porque la historia que todos esperamos disfrutar está ahí, pero hay más, mucho más.

Una de las cosas que más me han impresionado de la novela es la capacidad del autor para construir una historia que no deja de evolucionar, a través de tremendos giros argumentales; de forma que el lector no deja de verse sorprendido para, acto seguido, comprender cómo todo cobra un sentido superior e inimaginable. Es deslumbrante todo lo que este libro ofrece en cuanto al desarrollo de su argumento.


Todo esto, inevitablemente, queda ligado a los personajes y a su gran riqueza, construidos con precisión e inteligencia, de esos con los que el lector conecta, y sufre con y por ellos. Absolutamente inolvidables. No quiero hablar demasiado sobre ellos, porque os aseguro que podría hacerlo durante horas sin parar, pero sí os diré que es apasionante el hecho de que el lector pueda sentir tanta cercanía con ellos, como si los conociera desde hace mucho. Completos en todos los aspectos, fuertes, astutos, reales, vivos. 

Pese a todo, creo poder decir sin miedo a equivocarme que lo que más me ha enamorado de El guerrero a la sombra del cerezo ha sido la narración. Seamos directos: es increíble la perfección con la que escribe David B. Gil. No solo el desarrollo en sí, las descripciones y los diálogos son brillantes, la clave está en los detalles. El autor es un maestro del detalle, pero no estoy hablando de algo ornamental o estilístico, me refiero a su habilidad para escoger las palabras más precisas con un acierto que me recuerda a Gabo y su compromiso con el diccionario.

El guerrero a la sombra del cerezo está repleto de conceptos y términos japoneses (con sus correspondientes explicaciones a pie de página), elementos que se van superponiendo a través de las hojas, que van calando en el lector y que van ampliando su concepción del universo en el que todo se desarrolla. No solo es un placer poder descubrir todos esos pequeños saberes y sentir cómo la ambientación te atrapa, sino la facilidad con lo que esto ocurre.


Puntuación
El guerrero a la sombra del cerezo es una novela única, con una ambientación excelente y absorbente en el contexto histórico del Japón del periodo Edo. La historia está repleta de acción, aventuras, giros argumentales sorprendentes y un imprevisible entramado de traiciones, venganza, enigmas y luchas por el poder; pero también lealtad y amistad, marcadas por la cultura y tradición japonesas. Los personajes, inteligentes y complejos, resultan inolvidables para un lector que se ve deslumbrado por una novela, narrada de forma impecable, que no deja de evolucionar hasta límites insospechados. Con una conclusión a la altura, muy emocionante y en la que todo lo vivido, por personajes y lector de forma conjunta, estalla para permanecer durante mucho tiempo en la mente de aquel que ha disfrutado de la novela.


Sobre el autor:

David B. Gil es licenciado en Periodismo y ha trabajado en diferentes organizaciones políticas y de carácter social, como miembro del consejo de redacción de la revista Trabajo y diálogo social y del programa Espacio de encuentro (Cadena SER), coordinador de revistas quincenales en Bahía información (Grupo de Publicaciones Sur) y redactor y maquetador en varios medios de prensa escrita (Correo de Andalucía, Diario AS). También ha escrito artículos de opinión y reportajes para el suplemento cultural de medios locales de PRISA.




¿Qué os ha parecido el libro? ¿Lo habías leído? 
Si lo habéis hecho espero recibir vuestras opiniones en los comentarios. 
¡Hasta la próxima!

11 comentarios:

  1. Buenas,
    me parece que te curras muchísimo las reseñas y eso se nota. Me ha encantado la reseña. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Alex, me has dejado con los dientes muy largos, y es que te expresas con tanta pasión respecto a este libro, que es muy dificil ignorarlo. Espero tener la oportunidad de leerlo! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, seguro que a David la espera le ha merecido la pena al leer una reseña tan estupenda. Coincido contigo en tus apreciaciones, fue una de mis mejores lecturas del pasado año y ya he regalado unos cuantos ejemplares.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Uy, con lo que me encanta Japón, este libro parece un must. Normalmente me inquieta leer cosas sobre Japón desde ojos occidentales, peeeeero confío en vos.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. No sabía de este libro, y aunque no suelen llamar mi atención las historias de ficción histórica, la verdad es que ha surgido una gran curiosidad. Definitivamente se va a mi lista de libros por buscar y leer ;)
    Gracias por tu aportación :)

    ResponderEliminar
  6. Los libros de esta editorial nunca me suelen gustar, y este tampoco ha conseguido llamarme la atención. De momento lo dejaré pasar:(
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. Me muero por leerlo guapa, a ver si cae pronto<3

    ResponderEliminar
  8. NECESITO LEERLO O VOY A MORIR. Con lo que me encanta la historia y cultara oriental, este libro va de cabeza a la wishlist.
    ¡beso y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  9. Hola, Alex! Me encantó tu reseña y por lo bien que hablas de él me lo apunto, porque también me gustaría conocer más de esta cultura, aunque el número de páginas intimida un poco.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola guapísima!

    No tenía ni idea de la existencia de este libro, pero me has cautivado con tu reseña. De entrada me pasa como a ti, no leo un libro largo en ebook, lo necesito en papel, me alegra saber que no soy la única xD.
    Sobre el libro, no soy mucho de libros históricos pero la verdad que el que esté inspirado en Japón me llama mucho la atención. Creo que tiene una mezcla de ingredientes espectaculares, no me extraña que lo hayas disfrutado tanto.

    Me llevo tu recomendación, la tendré en cuenta cuando cambie de género y me apetezca leer algo fuera de lo normal para mí.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Hola querida.
    Me encantan tus reseñas, les pone el cuerpo y el alma y se nota cuando las leemos.
    Adoro Japón y puedo darle la oportunidad a este libro. Espero no me defraude y me encante al igual que tú.
    Eres un ejemplo a seguir para los pequeños blogueros como yo.
    Saluditos 💙

    ResponderEliminar