Últimas reseñas Al final mueren los dos
★★★★★★
Cara de pan
★★★★★★
Hiroshima
★★★★★★
Destinos divididos
★★★★★★
La cúpula de hielo
★★★★
La daga
★★★★★
La brújula dorada
★★★★
La forma del agua
★★★★★

Top #5 | Mejores lecturas de 2018

6/2/19


¡Hola a todos, compañeros lectores!

Cuando un año termina es momento de echar la vista atrás y repasar qué tal han ido esos últimos doce meses en cuanto a lecturas se refiere. Reconozco que esta vez me he pasado un pelín al traeros esta entrada en febrero, pero me acogeré a eso de más vale tarde que nunca.

Al igual que hoy os traigo esta lista de mejores lecturas del año, el fin de semana también podréis revisar la parte menos amable del resumen del año, las peores lecturas. De todas formas, 2018 no ha sido precisamente un buen año para mí como lectora, apenas leí unas veinte novelas –no recuerdo la última vez que pasaron tan pocas páginas por mis manos–. Así que los títulos seleccionados, tanto de un lado como de otro, quedan algo ajustados.

No me extiendo más, a continuación, la lista de mis obras favoritas del año pasado, recordad que no están ordenadas. ¡Una cosa más! Podéis encontrar las publicaciones de años anteriores en la sección Los libros del año. Espero que os llevéis alguna novela apuntada.
«La primera vez la coge tan desprevenida que se sobresalta al verlo.» El encuentro se produce en un parque. Ella es Casi, una adolescente de «casi» catorce años; él, el Viejo, tiene muchos más. El primer contacto es casual, pero volverán a verse en más ocasiones. Ella huye de las imposiciones de la escuela y tiene dificultades para relacionarse. A él le gusta contemplar los pájaros y escuchar a Nina Simone, no trabaja y arrastra un pasado problemático. Estos dos personajes escurridizos y heridos establecerán una relación impropia, intolerable, sospechosa, que provocará incomprensión y rechazo y en la que no necesariamente coincide lo que sucede, lo que se cuenta que sucede y lo que se interpreta que sucede.






Cara de pan fue uno de mis descubrimientos del año justo en los últimos días de diciembre, de modo que entra en el top de 2018 por los pelos –y qué suerte–. La novela está pendiente de reseñar en el blog, de hecho, espero poder traeros mi opinión sobre ella estos días. Os adelanto que me ha deslumbrado cómo juega la autora con el lector a través de una historia tan inquietante como magnética, que molesta cuando sale a relucir lo contaminada que está nuestra mente y el nudo de prejuicios que la plagan.

Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo condenado por los extraños asesinatos que aterrorizaron la tranquila ciudad de Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión en su primer permiso cuando los crímenes se reanudan de nuevo: en la emblemática Catedral Vieja de Vitoria, una pareja de veinte años aparece desnuda y muerta por picaduras de abeja en la garganta. Poco después, otra pareja de veinticinco años es asesinada en la Casa del Cordón, un conocido edificio medieval.
El joven inspector Unai López de Ayala ―alias Kraken―, experto en perfiles criminales, está obsesionado con prevenir los crímenes antes de que ocurran, una tragedia personal aún fresca no le permite encarar el caso como uno más. Sus métodos poco ortodoxos enervan a su jefa, Alba, la subcomisaria con la que mantiene una ambigua relación marcada por los crímenes… El tiempo corre en su contra y la amenaza acecha en cualquier rincón de la ciudad. ¿Quién será el siguiente?


El silencio de la ciudad blanca es una novela de thriller con una historia absorbente y personajes realistas y con carácter que cumple a la perfección con las exigencias del lector: una trama compleja y bien hilada, sin fisuras, constantes giros argumentales, el permanente engaño al lector y el inteligente juego de la autora para echar por tierras todas las teorías que uno pueda formular. Una narración que no pierde el tiempo y va al grano y que, a través de alternar el tiempo pasado con el presente, provoca que el lector no pueda parar de pasar las páginas de este excelente exponente del género. La buena noticia es que, aunque con una trama diferente, la autora nos ha regalado una segunda parte.
Después de triunfar en los cabarés de media Europa, el bailarín flamenco Juan Martínez, y su compañera, Sole, fueron sorprendidos en Rusia por los acontecimientos revolucionarios de febrero de 1917. Sin poder salir del país, en San Petersburgo, Moscú y Kiev sufrieron los rigores provocados por la Revolución de Octubre y la sangrienta guerra civil que le siguió. El gran periodista sevillano Manuel Chaves Nogales conoció a Martínez en París y asombrado por las peripecias que éste le contó, decidió recogerlas en un libro. El maestro Juan Martínez que estaba allí conserva la intensidad, riqueza y humanidad que debía tener el relato que tanto fascinó a Chaves. Se trata, en realidad, de una novela que relata los avatares a los que se ven sometidos sus protagonistas y cómo se las ingeniaron para sobrevivir. Por sus páginas desfilan artistas de la farándula, pródigos duques rusos, espías alemanes, chequistas asesinos y especuladores de distinta calaña. Compañero de generación de Camba, Ruano o Pla, Chaves perteneció a una brillante estirpe de periodistas que, en los años 30, viajaron por el extranjero, ofreciendo algunas de las mejores páginas del periodismo español de todos los tiempos.


El año pasado leí por primera vez a Chaves Nogales y ya no he podido parar. La reseña de El maestro Juan Martínez que estaba allí será publicada a finales de la semana que viene, posiblemente, y no sabéis las ganas que tengo de redactarla. Me ha fascinado la historia de este bailaor flamenco y, especialmente, cómo está narrada con virtuosismo por el autor. Chaves Nogales hace un detallado recorrido por la Europa de comienzos de siglo y, en concreto, la Rusia de la Revolución Bolchevique. Antes de nada he de avisaros de que, pese a no tener un alto número de páginas, es una lectura densa. No por su ritmo, que es excelente, sino por el gran volumen de sucesos que nos cuenta Juan Martínez. Me extenderé más sobre este libro la semana que viene, pero queda recomendadísimo desde ya.

Kaz Brekker y su equipo han dado un golpe tan temerario que ni siquiera ellos pensaban sobrevivir. Pero en lugar de conseguir una buena recompensa, a su regreso de la Corte de Hielo tienen que seguir luchando por sus vidas. Traicionado y debilitado, el equipo está corto de recursos, aliados y esperanza. Mientras poderosas fuerzas de todo el mundo llegan a Ketterdam para desentrañar el secreto de la peligrosa droga conocida como jurda parem, viejos rivales y nuevos enemigos emergen para desafiar el ingenio de Kaz y poner a prueba las frágiles lealtades del equipo. Una guerra se adueñará de las oscuras y tortuosas calles de la ciudad, una batalla por la venganza y la redención que decidirá el destino del mundo Grisha.





Reino de ladrones es una segunda parte a la altura de una sobresaliente Seis de cuervos, dos novelas de las que guardaré un cariñoso recuerdo que me harán recomendarlas, sin más remedio, a diestro y siniestro. Se trata de libros todopoderosos, pues tienen todo lo que necesita un libro para ser de diez: una historia madura, adictiva, bien hilada y construida, con acción, intriga, romance, engaños, fantasía y mucha diversión. Unos personajes arrolladores, con profundidad y que evolucionan y que van a calar hondo en el lector. Y, para rematar, una narración inteligente y diálogos astutos que hacen brillar a unos personajes tan canallas como únicos. Ambos, de los mejores libros que he leído.

El verano de 1945, William Shawn, director ejecutivo de The New Yorker, habló con el reportero John Hersey sobre la idea de publicar un relato que ilustrara la dimensión humana de los efectos de la bomba atómica en Hiroshima, pues le causaba estupor comprobar que, pese a la gran cantidad de información sobre la bomba que recibían, se estaba ignorando lo que realmente había ocurrido en Hiroshima. El reportero aceptó el encargo.

Hershey viajó a Hiroshima para investigar y entrevistar a varios supervivientes de la explosión de la bomba atómica, lanzada el 6 de agosto de 1945, y decidió que el retrato lo conformarían seis testimonios: una oficinista, Toshiko Sasaki; un médico, el Dr. Masakazu Fuji; una viuda a cargo de sus tres hijos pequeños, Hatsuyo Nakamura; un misionero alemán, el padre Wilhem Kleinsorge; un joven cirujano, el Dr. Terufumi Sasaki y un pastor metodista, el reverendo Kiyoshi Tanimoto.



Hiroshima es un clásico del periodismo, con más de un millón de ejemplares vendidos. Un reportaje que provocó un giro en la opinión pública estadounidense, que pasó de conocer las cifras de la destrucción de la bomba nuclear que se lanzó contra Hiroshima y Nagasaki, y, por primera vez, visualizó a las personas que había bajo ella. La historia de los seis protagonistas se relata con maestría, sin la menor intervención por parte del autor. Las acciones de los supervivientes y del pueblo japonés en esa situación de catástrofe bastan para que el lector sea capaz de emprender una reflexión interna, de visualizar las calles destruidas y de comprender la mentalidad y el carácter japonés. Uno de los mayores reportajes de la historia, publicado en formato libro, absolutamente imprescindible. Como dijo la revista Saturday Review of Literature: Toda persona que sepa leer, debería leer este libro.



¿Qué os han parecido estos libros? ¿Los habéis leído o coincidís en alguno?
¡Os espero en comentarios!

¡Hasta la próxima!


6 comentarios:

  1. Hola! Me gustaría leer tu reseña de Cara de Pan porque la sinopsis y lo que has comentado del me han dejado con muchas ganas de leerlo. Seguro que me gusta porque normalmente lo hacen los libros pasta los que hay que tener la mente. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Uy pues yo quiero leer Cara de pan, me ha intrigado lo de los prejuicios. He leído la trilogía de el silencio de la ciudad blanca y me ha encantado!!! La recomiendo sin pensarlo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hooolaaaa! Que buena entrada, me encantó! Siempre me gusta chusmear entre las mejores lecturas de la gente, se encuentran buenas cosas :) No leí ninguno pero el de Hiroshima me reeee llama la atención, es un tema que me interesa mucho y pinta muy bien :) No conocía El silencio de la ciudad blanca pero se ve muuuuy interesante, me lo apunto para cuando ande con ganas de leer algún thriller. Gracias!!!
    Nos leemos! <3 un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola, bonita. No leí ninguno (solo Seis de cuervos, sigo teniendo pendiente el 2), y conocía pocos, así que esta entrada me sirve para anotar. Cara de pan me llama mucho la atención.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Qué bien que éste en esta lista Reino de ladrones *-*, no merece menos :D. Quitando ese, solo conocía el libro de El silencio de la ciudad blanca, y solo de haber leído algunas reseñas. Los otros libros no los conociaty bueno, me llaman la atención. Un beso.

    ResponderEliminar